Insignias y Enseres

Nuestra hermandad cuenta con un importante patrimonio de insignias y enseres, utilizadas especialmente en el cortejo procesional, así como en cultos y procesiones en las que van representando a la misma.

Siguiendo el orden en las que van dispuestas en el cortejo procesional, la primera insignia es la Cruz de Guía. Se trata de una cruz en madera de cedro, con aplicaciones en plata y símbolos de la Pasión del mismo metal, obra de los “Hermanos Delgado” en el año 1995. En el crucero aparece representado el escudo de la hermandad. La cruz va acompañada por dos faroles de plata de ley, ejecutados por  los mismos autores y en el mismo año.

La bandera son telas en color blanco y negro, siendo los colores corporativos de la hermandad, y fue ejecutada a finales del siglo XX por algunos hermanos. La orfebrería es anónima. El Libro de Reglas posee una portada con orfebrería en plata sobre terciopelo negro, con motivos en las esquinas con el corazón de los siete puñales, obra de Antonio Santos en 1998.

El Simpecado actual tiene su origen en otro más antiguo, confeccionado en el taller de Patrocinio López en el año 1866, con veintisiete estrellas bordadas en oro. La orfebrería es anónima.

El Estandarte es la insignia representativa de la hermandad. Es una bandera de terciopelo negro recogida alrededor de un asta, totalmente bordados en oro y sedas, siendo confeccionado por los talleres de Nuestra Señora de los Dolores de Mairena del Alcor en 1991. En el centro aparece representado el escudo de la hermandad. La orfebrería es bastante destacable, siendo una vara con rocalla fechada en el siglo XVIII.

Todas estas insignias anteriores van acompañadas de una serie de varas, pudiéndola clasificar en dos grupos. Por un lado se encuentran siete varas antiguas, de plata, y con motivos representativos del corazón con los siete puñales, ánimas del purgatorio y corona de espinas. De las siete, cuatro son del siglo XVIII y las tres restantes de mediados del siglo XX. Por otro lado, la hermandad dispone de otro grupo de varas, concretamente dieciocho, ejecutadas en 1990 por el orfebre D. Jesús Domínguez en metal plateado.

Para el servicio de acólitos, la hermandad cuenta en su patrimonio con dos incensarios, siendo uno de ellos de plata cincelada obra de Antonio Santos en 1999, así como una naveta de plata ejecutada por los Talleres de Orfebrería Religiosa de Villarreal en el año 2010.