LA SOLEMNIDAD SE DA CITA CON EL VÍA CRUCIS DEL CRISTO DE LAS AGUAS

0
107

El ambiente solemne y recogido ya es un habitual en torno al Santísimo Cristo de las Aguas. El Vía Crucis celebrado el pasado sábado, 5 de noviembre ha dejado en claro que el público morisco acompaña, más allá de ser notable en cuanto a número.

Antes de la puesta en escena de nuestro titular por las calles de La Puebla de Cazalla tuvo lugar la Eucaristía. Minutos más tarde de las 19:00 horas comenzaba en el Ex-Convento de Nuestra Señora de la Candelaria la Santa Misa, a la que asistieron numerosos hermanos, fieles y devotos.

Entre los muchos asistentes que llenaron las naves exconventuales, una nutrida representación de la Hermandad de las Aguas de la ciudad de Sevilla acudió a nuestra sede, formando parte del cortejo en el posterior culto externo. La misma hermandad de las Aguas hizo una entrega de una fotografía enmarcada, en la que podemos observar el palio con el que cada Viernes de Dolores procesiona Nuestra Señora de los Dolores, cruzando el Arco del Postigo de la capital sevillana, tal y como ocurrió el pasado 23 de septiembre, cuando la Virgen del Mayor Dolor lo empleó para el Rosario Vespertino celebrado en su honor.

Tanto en la misa como en el posterior Vía Crucis, el acompañamiento musical corrió a cargo del grupo vocal de cámara “Opus Vocis”, que solemnizó ambos de forma magistral. Durante la homilía, nuestro director espiritual Rvdo. Sr. D. Juan Jesús Romero Velázquez habló de la importancia de la oración por las ánimas benditas del purgatorio, así como del camino a la santidad que tan presente se halla en este mes de noviembre.

Al término de la Eucaristía, se puso bajo el dintel de la puerta la cruz de guía. A las 20:07h. comenzó el rezo del Solemne Vía Crucis con la imagen del Cristo de las Aguas en el altar mayor del templo. Tras el rezo de la primera estación, las “campanas de difuntos” anunciaron la salida de nuestro titular, que se produjo recién dadas las 20:10h.

Recuperadas en el pasado 2019, las andas portaron al Santísimo Cristo de las Aguas por las calles de la feligresía. Por encontrarse la calle Papitas de obra, el recorrido se alargó brevemente respecto al del pasado año permitiendo un ritmo más sereno.

La seriedad ya mencionada, de los integrantes del cortejo y del público presente, sumada a la maestría en la interpretación del selecto repertorio del que nos dotó “Opus Vocis”, así como el recogimiento de las calles que integraban el recorrido contribuyeron a una mayor solemnidad del culto.

A las 21:24 horas volvía el Santísimo Cristo de las Aguas a cruzar el dintel. Ya en el interior del antiguo convento tuvo lugar el rezo de la última estación del Vía Crucis. Al filo de las 21:30h. en el altar mayor concluía el solemne acto, finalizado con el canto a la Virgen y posterior veneración del Santísimo Cristo de las Aguas.

Al igual que el año pasado, la hermandad apostó por la retransmisión en directo del Vía Crucis a través de vídeos publicados en las redes sociales de la hermandad, permitiendo a aquellos que no pudieron asistir seguir el culto en directo desde cualquier parte. Quedará constancia de este culto gracias a estos vídeos.

Andrés Ernesto González Cienfuegos

Fot. Eloy Reina Lora